La Cumbre de IPAF 2022 describe la «evolución de la seguridad»

IPAF Summit 2022 Panel Session

Alrededor de 350 asistentes a la Cumbre de 2022 de la Federación Internacional de Acceso Motorizado (IPAF), en el Millennium Gloucester Hotel de Kensington, en Londres, celebrada el 10 de marzo de 2022 asistieron a ponencias sobre «La evolución de la seguridad».

La Cumbre de IPAF 2022 marcó el retorno a los eventos globales presenciales para IPAF junto a su colaborador para este evento, KHL, y ha sido la primera vez que el evento se ha celebrado en el Reino Unido desde 2017. El tema de la Cumbre de 2022, La evolución de la seguridad, analizó cómo el proyecto de notificación de accidentes de IPAF y los avances en tecnología, formación y regulación han contribuido a proporcionar un entorno de trabajo más seguro para los operadores. Este proyecto ha sido fundamental para muchos cambios en el sector, incluida la influencia en los programas de formación, las normas orientativas y las guías sobre buenas prácticas. El evento abordó problemas relacionados con el futuro de la seguridad y planteó la pregunta de si llegaremos a alcanzar el objetivo de cero muertes durante el uso de acceso motorizado.

Peter Douglas, director general y ejecutivo de IPAF, subió al escenario para dar la bienvenida a los asistentes a la primera Cumbre presencial de su mandato, a pesar de que asumió el cargo a finales de 2019. Señaló que la Cumbre marca el décimo aniversario del lanzamiento del sistema de notificación de accidentes de IPAF, una de las iniciativas de seguridad más importantes de IPAF que ha informado acerca de todo el trabajo que realiza IPAF.

El siguiente fue Norty Turner, el presidente saliente de IPAF, que pronunció su primer discurso en persona en una Cumbre de IPAF. «Cuando nos reunimos, ocurre algo, algo mágico, por lo que es fantástico ver todas estas caras sonrientes, ya que todos estamos contentos de estar juntos en esta Cumbre, que es la más concurrida de la historia, porque todos nos alegramos de poder estar juntos de nuevo», afirmó. «Quiero dar la bienvenida a Karin Nars como presidenta, la primera mujer presidenta, ¡es una pionera!». Dirigiéndose a los delegados reunidos, añadió: «Si estás en esta sala, en este sector, y alguien te pregunta ¿a qué te dedicas? Puedes responder 'salvo vidas'. Y creo que ese es un objetivo muy noble. Todos podemos estar muy orgullosos y quiero agradecerles a todos el hecho de estar aquí hoy para unirnos en reconocimiento de nuestras metas y objetivos compartidos».

Mark Keily, director de SHEQ (seguridad, salud, medioambiente y calidad) en Sunbelt Rentals y presidente del Comité de seguridad internacional de IPAF, y Brian Parker, director técnico y de seguridad de IPAF, fueron los siguientes en la tribuna y presentaron juntos el sistema de notificación de accidentes de IPAF. «Es muy triste que en la década de los 30, la gente fuera a trabajar en altura, por ejemplo, para construir el Rockefeller Center en 1932, sabiendo que era un trabajo de alto riesgo y que había muchas posibilidades de que no pudieran volver a casa sanos y salvos al final de su turno», afirmó Mark al inicio de su discurso. «Noventa años después las cosas han cambiado mucho, aunque sin duda todavía somos solo un momento dado en la evolución de la seguridad y, quién sabe, puede que en el futuro la gente haga un repaso sobre la forma en que hacíamos las cosas en 2022 y diga 'mira lo lejos que hemos llegado'».

Y añadió: «Cuantas más notificaciones de accidentes podamos generar, más datos podremos recopilar, lo que nos ayudará en nuestro objetivo final de hacer que todos nuestros lugares de trabajo sean más seguros y garantizar que toda nuestra gente pueda irse a casa sana y salva al final del día».

Brian Parker retó a la sala a plantearse lo valiosas que pueden ser las notificaciones de los cuasi accidentes y los ejemplos de condiciones poco seguras, señalando que por cada fatalidad o lesión grave que ocurra, habrá miles de comportamientos poco seguros o cuasi accidentes que generalmente no se han notificado. El portal de notificación de IPAF es, sin duda, una de las formas más importantes de recopilar datos de accidentes en el mundo: desde que se lanzó el portal hace diez años, hemos tenido que lamentar la notificación de 584 incidentes mortales, lo que según la teoría de Heinrich/Bird, eso supone 350 400 cuasi accidentes y la asombrosa cifra de 175,2 millones de acciones poco seguras. Lamentablemente, la cantidad de notificaciones en el portal de IPAF no se ha acercado ni mucho menos a esas cifras, afirmó: «Aún no hemos logrado nuestra pirámide».

Brian también lanzó ¡Evitemos las caídas! (Don't Fall For It!), la campaña de seguridad dirigida de IPAF de 2022 en torno a las caídas desde plataformas, que según los datos disponibles durante los últimos seis años han sido la principal causa de lesiones graves y muertes, con un promedio del 17 % de todos los incidentes notificados en el portal a lo largo de ese período, afirmó. Dentro de eso, un asombroso 70 % de las caídas desde una plataforma se debieron a inclinarse fuera de la plataforma, un 7 % a un fallo técnico, un 5 % a ponerse de pie en las barandillas y un 4 % a infracciones y una mala conducta, es decir, a no seguir las reglas y tratar de salirse con la suya. Esto implica que el 75 % de esos incidentes fueron completamente evitables, con un 11 % adicional en que se conocían las reglas y la necesidad de inspecciones y controles previos al uso, pero simplemente no se siguieron. Esto es un fallo de planificación, que suele ser consecuencia de no seleccionar la máquina correcta para la tarea, añadió, y en muchos casos de que «a los operadores simplemente les da pereza».

La siguiente fue Madeleine Abas, socia principal de Osborn Abas Hunt, que presentó un caso práctico de accidente. Empezó con el momento crítico después de que se produzca un accidente. En primer lugar, hay que asegurarse de que sea seguro intervenir, afirmó: «Nunca olvidaré la vez que recibí una llamada para decirme que se había producido una caída desde altura y que la primera persona que llegó a la escena para ayudar también cayó… y murió. Debemos asegurarnos de contar con un plan de emergencia, que la zona sea segura, que los servicios de emergencia estén informados y que la respuesta de emergencia adecuada esté implementada y se practique regularmente para que, en caso de que sea necesario ejecutar el procedimiento, todo el mundo sepa qué hacer».

También habló sobre el privilegio jurídico y cómo realizar investigaciones internas y evaluaciones de riesgo: «No se centren en lo que salió mal sino en todas las cosas que se podrían haber hecho bien para evitar que se produjera un accidente. El mismo principio se aplica a la evaluación de riesgos: es un ejercicio para pensar en el futuro, tener en cuenta todas las cosas que podrían salir mal y también preguntarnos qué más podemos hacer para evitar que esto suceda. En general, debemos aprender de todo, sobre todo de aquellas situaciones que comienzan con un suspiro de alivio por algo que podría haber sido mucho peor y pensar en qué podríamos hacer mejor la próxima vez».

Remi Heidelberger, director de marketing de productos del grupo en Haulotte, aportó la perspectiva de un fabricante de equipos sobre el diseño para la seguridad, centrándose en las innovaciones clave en toda la gama de productos de Haulotte y cómo encajan en el objetivo a largo plazo de la empresa de ser el fabricante de los «equipos de acceso motorizado más seguros del mundo». «Llevamos la seguridad en nuestro ADN, no tenemos otra opción. Construir una máquina segura no es suficiente, tenemos que fomentar unas prácticas seguras y hacer que formen parte del modo en que opera el sector», afirmó, antes de hablar sobre el desarrollo de sistemas de protección secundarios y de cómo los fabricantes pueden contribuir a resolver problemas de seguridad más amplios en y alrededor de sus máquinas. «La seguridad es un estado mental: un objetivo clave de la empresa es cambiar la mentalidad y volver a poner al ser humano en un lugar seguro».

Tras la perspectiva del fabricante, tomó el relevo Jonathan Dawson, director general de Power Towers, que habló sobre las mejoras de seguridad en el sector y, sobre todo, de la seguridad en alturas inferiores a 6 m. «Actualmente, hay 20 veces más productos de acceso a baja altura en el mercado de la construcción que máquinas de acceso motorizado convencionales», señaló. «La escalera con estructura en A sigue funcionando y no ha cambiado mucho desde que se patentó, pero en un entorno de trabajo y cuando las empresas tienen el deber de proteger, existen soluciones más seguras y versátiles disponibles.

»Se estima que los trastornos musculoesqueléticos le cuestan 5 millones de horas y 1000 millones de libras al año al sector de la construcción del Reino Unido. Las plataformas de acceso a baja altura regulables son más rápidas y si se trabaja de manera más inteligente, también se tiende a trabajar de manera más segura. Necesitamos facilitar la entrega y la portabilidad de los equipos e impulsar un mayor intercambio entre contratistas y gremios en los lugares de trabajo en lo que respecta a la reducción de costes y desde el punto de vista de la sostenibilidad», afirmó. «También debemos averiguar cómo hacer que la familiarización y la formación para los equipos sean más sencillas en comparación con las escaleras o las torres de andamios. ¿Cómo podemos hacer que las inspecciones sean más fáciles?»

El Dr. Shaun Lundy, director de estrategia e innovación de Tetra Consulting, habló sobre la seguridad y la conducta en «A changing workforce and what it means for safety» (los cambios en los trabajadores y lo que significa para la seguridad). «La innovación en la salud y la seguridad es una forma segura de reducir las tasas de incidentes, que siguen siendo persistentemente altas», afirmó.

«La adopción de la diversidad generacional, las nuevas tecnologías y la comprensión de los efectos negativos de la escasez de aptitudes nacionales y los riesgos emergentes son claves. En el futuro, debería haber un enfoque cada vez mayor en el bienestar y la salud mental, así como un planteamiento de ética empresarial y profesional en lugar de una carga regulatoria o legislativa. Las personas son la solución, no parte del problema. Debemos centrarnos en los aspectos positivos frente a los negativos y en la ética frente a la burocracia: pensar por qué hacemos las cosas, centrarnos en todos los riesgos por igual y no permitir que la preponderancia de los riesgos menores deje en el ángulo muerto los riesgos mayores.

»Lo más importante es iniciar conversaciones, fomentar el compromiso y ser un buen comunicador. Queremos evitar el 'pensamiento de grupo' y tener un enfoque democrático», concluyó, proponiendo un plan de cinco pasos para: identificar problemas de salud y seguridad; consultar con el personal; difundir información; informar de buenas noticias; y reconocer las conductas seguras.

En la sesión de la tarde, Oana Samoila, directora de ventas de cuentas clave de AlmaCrawler, aportó información sobre la forma en que aprende la mente humana, mediante una combinación de métodos visuales, auditivos y cinestésicos. «¿Por qué contar historias es tan importante para la formación y la seguridad? Porque es preciso: cuando se cuenta una historia, el oyente intenta instintivamente dar sentido a lo que se le cuenta», afirmó. «Sin contar historias, al cerebro humano a menudo le resulta difícil ubicar al oyente en el contexto que se explica, lo que dificulta mucho más la retención de la información, como una guía de seguridad o unas instrucciones de formación. Aportar información de una manera que la haga más identificable ayuda a aumentar el nivel de retención». La narración de historias también ofrece la oportunidad de experimentar sin riesgos, lo que permite a las personas adentrarse en los escenarios y analizar «qué hubieras hecho tú», añadió.

Martin Hall, director de salud y medioambiente de Morgan Sindall-Safety, dio una charla titulada «Safety: A contractor’s view» (la seguridad desde el punto de vista de un contratista).            Cubrió los innumerables desafíos que tiene como contratista, incluida la caída de objetos, la lucha contra las malas prácticas de seguridad en el lugar de trabajo y los problemas con la «desaparición de habilidades», incluso entre los operadores y los supervisores experimentados. Habló sobre cómo el sector puede adoptar y superar los «estándares mínimos» de seguridad.

Otro punto clave que planteó se refería al hecho de que muchos usuarios siguen luchando por evaluar con precisión el riesgo y, sobre todo, los operadores experimentados que creen que «los accidentes comunes no les pueden ocurrir a ellos». Acerca de un enfoque en la evaluación de los riesgos de la caída de objetos y materiales, incluidas las zonas de exclusión diseñadas adecuadamente, añadió: «En lugar de cero accidentes, estamos cambiando el énfasis a un entorno 100 % seguro». La innovación en el sector del acceso motorizado en general es «inspiradora», concluyó.

Paul Roddis, director de formación de IPAF, presentó un cronograma de los desarrollos en la formación de IPAF, destacando la aceleración en la producción de nuevos cursos de formación y las innovaciones digitales, sobre todo durante la pandemia, cuando la comodidad, la flexibilidad y el aprendizaje a distancia ayudaron a aumentar la aceptación de la formación de IPAF. Explicó lo importante que ha sido el portal de notificación de accidentes de IPAF y los datos recopilados para ayudar a dirigir los recursos e influir en el contenido de todas las actualizaciones de formación en los últimos años.

IPAF necesita «cambiar la mentalidad de las personas» en lo que respecta a la familiarización, ya que es fundamental para la seguridad y enseña conocimientos que no se pueden impartir a través de la formación estandarizada de los operadores. Elogió la aplicación móvil ePAL para operadores y encargados, lanzada el año pasado como «quizás la mayor innovación que haya presentado IPAF» y habló sobre cómo su equipo se mantiene al tanto de los cambios y actualizaciones en las 63 versiones del curso para operadores de IPAF en 14 idiomas diferentes, en un contexto de crecimiento sostenido de la demanda en los últimos diez años.

Un desafío clave es replicar ese crecimiento en la demanda del curso de PEMP/PTA para encargados de IPAF, afirmó, y dio ejemplos de operadores formados que lo hacen mal y encargados que no sabían que estaba mal, y operadores formados que indicaron que había errores en la planificación y la gestión, pero que no se les escuchó. «Nunca alcanzaremos nuestro objetivo de cero caídas a menos que actuemos en consecuencia», concluyó.

La Cumbre concluyó con un debate que preguntó a los líderes del sector cómo fomentan la seguridad en sus empresas. Pedro Torres, director general de Riwal, inició su discurso diciendo: «Tenemos indicadores clave de rendimiento en torno a la seguridad, reuniones semanales en las que hablamos de seguridad, tenemos legislación y también tenemos una matriz de aumento de la seguridad, pero tratamos de asignarle un valor a la seguridad, porque al final, alquilamos seguridad, y no solo máquinas. Necesitamos mejorar las notificaciones de los cuasi accidentes y, de hecho, las cifras de las notificaciones de accidentes de todos los países en los que operamos».

Andy Studdert, expresidente y director general de IPAF, que antes trabajaba en NES Rentals and Cramo, afirmó: «La cultura del trabajo está cambiando todo el tiempo; mucha gente que ha entrado en nuestro sector en los últimos diez años tiene una ética diferente: tenemos que recordar que la sociedad está cambiando, de modo que tenemos que cambiar el mensaje y la forma en que lo transmitamos en consonancia». Paul Rankin, división de acceso motorizado, jefe de operaciones en LOXAM, coincidió: «Un entorno abierto es clave y si cuando habla un operador se considera una denuncia de prácticas irregulares, entonces nosotros, como encargados, como individuos, debemos darnos cuenta de que la cultura que hemos creado es incorrecta». Will Temple, jefe de acceso motorizado de Sunbelt Rentals, se hizo eco de las opiniones del resto de ponentes: «Es necesario crear un entorno de comunicación y confianza, con una involucración adecuada de los encargados. Si no nos alineamos con la política de seguridad sobre el terreno, no lograremos lo que estamos intentando lograr».

El presidente del panel, Murray Pollok, director editorial del copatrocinador del evento, el grupo KHL, preguntó quién está impulsando la seguridad en nuestro sector. Pedro Torres afirmó que «todo el mundo la está impulsando, incluidos nuestros clientes», mientras que Paul Rankin respondió: «Lo que me preocupa son aquellos clientes que no ven el valor de lo que ofrecemos en lo que respecta a la seguridad». Will Temple afirmó: «Nuestros clientes desempeñan un papel muy importante y nos corresponde a nosotros asegurarnos de que escuchamos, comprendemos y respondemos a lo que nos dicen».

Finalmente, se le preguntó al panel: «Si solo pudierais cambiar una cosa, ¿cuál sería?» A lo que Paul Rankin respondió: «Un problema fundamental para mí es que un día puedes hacer tu formación en un elevador de brazo pequeño y, al día siguiente, estar en una máquina de más de 40 metros. Tenemos que analizar este problema y qué podemos hacer para solucionarlo».

A Will Temple le preocupaba que el sector esté «demasiado centrado en la formación y no lo suficiente en demostrar las aptitudes. ¿Cuántos libros de registro se están completando y revisando? Creo que estaríamos decepcionados. Creo que esto responde a lo que dijo Paul, ya que debemos pensar en cómo demostramos la experiencia».

Pedro Torres afirmó: «Deberíamos priorizar la concienciación en torno a los accidentes, aportando información a las empresas y a los directores generales sobre los accidentes en su país o región, para crear conciencia y generar compromiso». Andy Studdert concluyó: «Un problema más amplio serían los problemas en nuestro sector que no han mejorado en años, incluso décadas, como el uso del arnés. Debemos centrarnos primero en la principal prioridad, arreglarla y luego pasar a la siguiente».

Karin Nars de Dinolift, recién confirmada como presidenta de IPAF, pronunció el discurso de clausura. «Todos debemos estar orgullosos de ser una organización global, comprometida con mejorar la seguridad en nuestro sector; nunca debemos perder de vista quiénes somos», afirmó «Como ha comentado Madeleine Abas, 'cualquier situación poco segura es una oportunidad para aprender cómo podemos hacerlo mejor', pero también he aprendido que siempre debemos reconocer las cosas positivas que hemos hecho en nuestro sector y celebrarlas. Todos somos embajadores de la seguridad».

Otras noticias que podrían interesarle

  • La introducción del esquema de marcado de Conformidad Evaluada del Reino Unido (UKCA) se retrasó dos años más, en un movimiento que permitirá que los productos con la marca CE (estándar de la UE) continúen vendiéndose en los mercados de Gran Bretaña hasta el 31 de diciembre de 2024.

  • Se ha publicado un folleto de concienciación sobre la seguridad para advertir a los usuarios de las PEMPs sobre el efecto catapulta, que puede hacer que los ocupantes salgan despedidos de la plataforma, provocando lesiones graves e incluso la muerte, especialmente si los ocupantes no llevan el EPI correcto.