IPAF nombra un nuevo representante nacional para España

Ainara

Se ha nombrado a un nuevo representante para ayudar a los miembros de la Federación Internacional de Acceso Motorizado (IPAF) en España, y Ainara Greño asumirá el cargo de directora regional de España con efecto inmediato.

Con sede en Bilbao, Ainara es conocida en el sector de las plataformas elevadoras, ya que anteriormente colaboró con fabricantes como Niftylift y CTE para la distribución en España de sus productos.

Romina Vanzi, Directora de Desarrollo Regional de IPAF, dice: “España es un país muy importante para IPAF, con una de las flotas de alquiler de PEMP más grandes de Europa y muchas máquinas que se utilizan en las industrias de construcción, fabricación, técnica y procesamiento y cadenas de suministro asociadas.

“IPAF se complace en poder anunciar el nombramiento de alguien con tanta experiencia y tan conocido en nuestra industria para este puesto vital. Esperamos llevar adelante la agenda de IPAF juntos en España y estamos emocionados de dar la bienvenida a bordo a Ainara”.

Ainara dice: “Estoy muy contenta de unirme a IPAF y estoy deseando empezar en este nuevo puesto. IPAF es una organización muy conocida para mí y en todo el sector de acceso motorizado en España, y con la formación y el número de miembros en su punto más alto, es un momento emocionante para unirse a la organización.

“Mis nuevos colegas ya me han hecho sentir muy bienvenida durante un breve período de inducción, y estoy deseando comenzar a trabajar apoyando a los miembros españoles de IPAF y ayudando a lograr objetivos clave en España”.

Otras noticias que podrían interesarle

  • La introducción del esquema de marcado de Conformidad Evaluada del Reino Unido (UKCA) se retrasó dos años más, en un movimiento que permitirá que los productos con la marca CE (estándar de la UE) continúen vendiéndose en los mercados de Gran Bretaña hasta el 31 de diciembre de 2024.

  • Se ha publicado un folleto de concienciación sobre la seguridad para advertir a los usuarios de las PEMPs sobre el efecto catapulta, que puede hacer que los ocupantes salgan despedidos de la plataforma, provocando lesiones graves e incluso la muerte, especialmente si los ocupantes no llevan el EPI correcto.