Guía Técnica para la evaluación de las condiciones del terreno

Added 1 Ene 2018
Última actualización 1 Ene 2018

La estabilidad de todo tipo de Plataformas Elevadoras Móviles de Personal depende de la condición del suelo sobre el que se apoyan. Esto vale tanto para las plataformas que están equipadas con pies de apoyo y estabilizadores como para las que operan sobre ruedas. Un terreno poco firme puede empeorar cuando se somete a las cargas de las ruedas o de los estabilizadores de la PEMP y provocar la desnivelación y la consiguiente inestabilidad de la máquina. Por lo tanto, es esencial llevar a cabo una evaluación de las condiciones del terreno antes de desplazar, usar o levantar una PEMP sobre cualquier tipo de superficie.

Equivocadamente se lleva a cabo una evaluación de las condiciones del terreno sólo cunado la PEMP se eleva sobre gatos o estabilizadores. Sin embargo, una correcta evaluación de la condición del terreno es igualmente importante para PEMPs autopropulsadas, como plataformas de brazo y de tijera, que pueden ser desplazadas sobre el terreno con la plataforma levantada. Al pasar de un suelo duro a otro blando la máquina podría desnivelarse o volcar.

Las condiciones del suelo también deben de tenerse en cuenta a la hora de desplazar una PEMP en posición de transporte, ya que un suelo blando puede hacer que la máquina quede atascada causando costes de recuperación, retrasos y pérdida de producción.

Durante el uso, es importante que los operadores utilicen los indicadores de nivel instalados en la plataforma y hagan caso a los avisos y advertencias. Si el indicador de nivel indica que se han superado los límites operativos, el operador debe bajar la plataforma y reestablecer el nivel de la misma. Si se sospecha que los estabilizadores/gatos pueden llegar a hundirse por cualquier razón, se deberá comprobar el nivel de la máquina regularmente y realizar los ajustes necesarios en los estabilizadores/ gatos, píes de apoyo y placas de repartición de la carga.